Yoga

Clases de Hatha Yoga en Qsana

 En las clases de Yoga de la Clínica de Fisioterapia Qsana, practicarás Hatha Yoga, es decir, Asanas o posturas que aumentarán tu flexibilidad y resistencia, tonificarán tus músculos y fortalecerán tus huesos y articulaciones además de mejorar tu atención y permitirte una conexión profunda con tu interior; Pranayama o ejercicios de control respiratorio que llevarán tu capacidad pulmonar a su nivel óptimo y serenarán tu mente; Savâsana o relajación para soltar toda la tensión acumulada en tu cuerpo-mente; y Meditación, que te dará paz y claridad mental.

 

El estilo de enseñanza es clásico y flexible. Clásico porque emplea técnicas de probada eficacia. Flexible porque adapta dichas técnicas a las condiciones personales del alumno. Sea cual sea tu condición física, tu motivación y objetivos, existe un camino del Yoga que los satisface.

 

“Yoga Chitta Vritti Nirodha”

“Yoga es la eliminación de las fluctuaciones de la mente”

 

Así define el Yoga el sabio Patanjali, en su recopilación de los Yoga Sutras (aforismos), del siglo III a. C. A través del conocimiento de la naturaleza de la mente,comprendemos que no somos nuestros pensamientos.Podemos ver que algo mucho más vibrante, estable y placenteroexiste más allá de la mente,limitada por nuestros condicionamientos y hábitos.

La práctica continuada de Yoga nos ofrece muchos beneficios, y nos permite mejorar en muchos aspectos de nuestra vida. No parece exagerado afirmar que todo el mundo puede sacar provecho de sus abundantes técnicas. Estos son algunos de los beneficios que la práctica de Yoga te proporciona:

REDUCE EL ESTRÉS, LA ANSIEDAD Y LAS TENSIONES: Es uno de los efectos más inmediatos y evidentes del Yoga. Su práctica consigue liberar la tensión acumulada, tanto física como mental. Numerosos estudios científicos avalan que la práctica de Yoga corrige los desequilibrios del sistema nervioso al aumentar la actividad del neurotransmisor GABA, disminuyendo así los síntomas del estrés.

MEJORA TU DESCANSO – INSOMNIO: Es un beneficio ligado al anterior. La práctica regular de Âsanas o posturas de Yoga, técnicas de respiración profunda o Pranayama

y técnicas de relajación, poseen naturalmente efectos sedantes en nuestro cuerpo, pero también calman nuestra mente, cuya agitación es causa de insomnio y sueño poco reparador. Una práctica regular contribuye a venc

er el insomnio, pero  también a asimilar mejor el sueño. Sus efectos se ven a partir de un mes por lo menos, para que las hormonas del estrés disminuyan significativamente.

DESARROLLA TU FLEXIBILIDAD: Los músculos, tejido conectivo y fascia se estiran más cuanto más relajados están.  El secreto está en la relajación y en una respiración lenta y profunda. Al exhalar largo y profundo los músculos se van liberando de la tensión. La práctica continuada del yoga nos ayudará a ser mucho más flexibles y a mantener esta flexibilidad en nuestra madurez.

 RECUPERA TU EQUILIBRIO: El equilibrio depende de

l oído interno, la vista y la conciencia corporal (propiocepción). En Yoga, al llevar la atención a nuestras sensaciones físicas, a la respiración, por ejemplo, despiertas y amplias la percepción de tu cuerpo, ganando aplomo. Esto te conduce a un estado mental más sereno, con los consiguientes resultados positivos para tu equilibrio.

 FORTALECE LA COLUMNA VERTEBRAL – PREVENCIÓN DEL DOLOR: “Alarga tu espalda” es una de las instrucciones más repetidas en Yoga. Al aumentar el espacio entre las vértebras reducimos su fricción, e hidratamos los discos intervertebrales, pero además, al tonificar nuestra musculatura abdominal evitamos la sobrecarga de nuestra columna. Aumentar nuestra fuerza y flexibilidad influye en la prevención del dolor de espalda así como en otros tipos de dolores.

 AYUDA EN EL CONTROL DEL PESO: La práctica continuada

del Yoga nos ayuda a mantener el peso correcto al reducir el riesgo de comer por ansiedad.

AUMENTA LA ENERGÍA Y VITALIDAD: Los beneficios de la actividad física sobre el tono vital están ampliamente probados y el Yoga no es una excepción. La esencia de todos los ejercicios de Yoga es el flujo de energía vital, o Prana, en sánscrito; la energía sutil que revitaliza el cuerpo y la mente. Los diferentes tipos de Pranayamas (ejercicios de respiración) consiguen que el Prana fluya y por lo tanto revitalizan todo el sistema nervioso. Respirar correctamente es la clave para aumentar tu energía.

FAVORECE EL TONO MUSCULAR: Trabajar con el peso corporal fortalece y desarrolla toda la musculatura, ayuda a conseguir un buen tono muscular, y da forma a los músculos largos y delgados.

AUMENTA TU CONCENTRACIÓN: Patanjali, en el inicio de sus Yoga-Sutra define el yoga como la aptitud para dirigir la mente a un objeto sin distracción alguna, adquiriendo la capacidad para comprender plenamente, algo que una mente agitada no puede conseguir. Asegura que mediante la prác

tica constante podemos mantener el estado de concentración para conseguir una mente capaz de concentrarse en lo que debe en cada momento, que no se deje distraer ni por circunstancias externas, ni por elucubraciones internas.

Si llevamos la atención a nuestros pensamientos, observamos cómo estos se suceden de forma un tanto dispersa. Si conseguimos que se posen, dirigiendo la atención a la respiración, por ejemplo, podremos ofrecer sosiego a la mente y aumentar nuestra capacidad de concentración.

La concentración conduce a la calma, a la serenidad y, naturalmente, a la eficiencia, una cualidad muy valorada en la actualidad. La práctica del Yoga y la meditación está al alcance de todos y ayuda de forma extraordinaria a mejorar la concentración en el día a día.

 MEJORA LA VIDA SEXUAL: Practicar Yoga influye muy positivamente en todos los aspectos de la vida sexual por estimulación directa de las glándulas sexuales.

AUMENTA LA AUTOESTIMA Y CONFIANZA EN UNO MISMO: La prueba de ello no puede ser otra que el testimonio de los practicantes, que siempre nos han asegurado haberlas mejorado.

 

Instructor de Yoga: César G. D.

 Horarios de Yoga

Mañanas:  L-X 10,00 – 11,15  
Tardes: L-X 17:00 a 18:00 V 19,00 – 20,15
Por 50 € al mes (2 veces / semana) o 30 € al mes (1 vez por semana) empieza a disfrutar del Yoga en QSANA.