Fisioterapia de Suelo Pélvico

¿Qué es el suelo pélvico?

Es la musculatura intrínseca que refuerza la pelvis para el sostén de las vísceras principalmente, esto hace que sea importante también en las funciones de continencia, reproducción y sexualidad.

¿Cómo te podemos ayudar?

Existen diversos tipos de disfunciones del suelo pélvico y complicaciones asociadas al embarazo, parto y diferentes etapas de la vida de la mujer:

  • prolapsos genitales
  • incontinencia urinaria
  • incontinencia anal
  • diástasis abdominal
  • problemas en las relaciones sexuales

Si tu médico o ginecólogo te ha diagnosticado alguna de ellas o sientes dolor en la zona, sensación de peso en la pelvis o cualquier anomalía.No dudes en consultar con nuestros profesionales.

¿En qué consiste una sesión de fisioterapia de suelo pélvico?

Comenzaremos con una entrevista personal donde nos contarás tus síntomas, seguiremos con una valoración in situ de la zona y nos apoyaremos de nuestro equipo ecográfico para valorar la zona abdominal en el caso de que fuera necesario.

Cada patología se presenta de manera diferente en cada persona, pero existe una ítems comunes en los que nos centraremos:

  • identificación por parte del paciente de la musculatura del suelo pélvico: ser consciente de la contracción y relajación
  • ejercicios para normalizar el tono de la zona
  • estimulación intravaginal de forma manual y con dispositivo externo si fuera necesario
  • terapia manual a nivel de suelo pélvico y de otras estructuras que puedan verse afectadas
  • aprender a realizar correctamente las necesidades básicas de orinar, defecar,…
  • ser consciente de la activación de nuestro suelo pélvico para las actividades cotidianas como medida preventiva.

¿Para quién está indicado este tratamiento?

En Fisio Qsana estamos especializados en el suelo pélvico de la mujer, atendemos a todas las mujeres que se hayan visto identificadas con los problemas expuestos anteriormente, sin límite de edad.

Aunque en nuestro centro de momento no estemos especializados, es importante que mencionemos que los hombres también sufren de disfunciones de suelo pélvico y que tienen tratamiento.